La ecuación de Slutsky se encarga de explicar los cambios presentados en la demanda Marshalliana con relación a la demanda Hicksiana.

Coloca en evidencia que  los cambios presentados en la demanda como una consecuencia de los cambios en los precios, son la consecuencia de dos efectos: sustitución y renta.

El efecto de sustitución es el resultado de las variaciones en la tasa de cambio entre un bien y otro, mientras que el efecto renta es el efecto de cambio en el precio, que resulta en una variación en el poder adquisitivo de los consumidores.

Ecuación de Slutsky para los trabajadores

Los consumidores suelen obtener ingresos económicos a través de transacciones comerciales, sean productos propios o generados a través de su esfuerzo.

Esto significa que por un lado los consumidores demandan servicios y bienes, mientras que por otro se dedican a ofrecerlos.

Entre lo que demandan y ofrecen existe una gran diferencia a la cual se le ha denominado demanda neta.

Tal vez le interese leer sobre El poder de mercado: el monopolio y el monopsonio.

Una persona puede ofrecer cierta cantidad de bienes o servicios, por ende es válido afirmar que las organizaciones u ofertantes negocian con una cantidad limitada de recursos o bienes. Al momento de existir variaciones en los precios en general, los costos de los bienes y servicios que se consumen y ofrecen, también sufren dicha variación. Esto significa que existe un efecto en los precios relativos y los indicadores del poder adquisitivo de los ingresos.

La renta monetaria también sufre de variaciones en los precios, obligando a las organizaciones a determinar si son demandantes netos u oferentes netos del servicio o bien en cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *