La política económica  de un país se efectúa cuando el Estado hace uso de sus facultades para la gestión de instrumentos y medidas que le permitan lograr objetivos de carácter económico establecidos. Esta medida de buscar soluciones por parte de los gobiernos, tiene puntualizados cinco objetivos, que ofrecen soluciones a las inestabilidades económicas que se puedan presentar en el país

Objetivos de la política económica

Crecimiento económico

Se enfoca en poder alcanzar niveles de crecimiento de la producción óptimos, incluyendo varios cambios en el área productiva que permitan lograr este objetico.

Disponibilidad de empleo

Se busca garantizar que existan los puestos de empleo necesarios para cubrir las necesidades del pueblo en edad laboral y ofrecer una mejoría en su calidad de vida, reducir los niveles de desempleo y fomentar el esfuerzo.

Precios de bienes y servicios fijos

Se trata de generar estabilidad en los precios para evitar el incremento de la inflación y en consecuencia, la reducción del poder adquisitivo de los ciudadanos y su calidad de vida.

Además, se garantiza que se mantenga la distribución de productos y buen estado de los servicios.

Repartición de las riquezas

En esta parte se establece como objetivo que se logre reducir considerablemente las amplias diferencias existentes entre el ingreso persona, la centralización de las riquezas y los suministros en los bienes de uso público proporcionados por el Estado.

Balanza de pagos equilibrada

Con esto se pretende solo reducir la deuda externa del país en el mediano plazo, para así poder conservar una reserva de divisas amplia que permita hacer frente ante cualquier eventualidad con la economía exterior.

Puede complementar esta información leyendo sobre Instrumentos de política económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *