Cada país establece la forma como conducir su política económica en economía abierta según las acciones que se realicen en el mercado económico externo. Esto se basa con relación al aumento del consumo fuera del país que establece dichas políticas y que incide sobre los precios de estos bienes y servicios.

El fortalecimiento de las relaciones comerciales internacionales motivado por la globalización de los últimos años, ha llevado este procedimiento a un nivel máximo.

Nivel en el que las economías han tenido una mayor exposición a las importaciones y exportaciones para fundamentar su modelo económico.

Ventajas de una política económica en economía abierta

Establecer una política económica en el marco de una economía abierta ofrece mayores posibilidades  de elección a los consumidores en la variedad de productos, bienes y servicios.

Todo sucede gracias a que se incluyen opciones extranjeras que, en ocasiones, hasta pueden representar un menor costo.

En el marco de una economía abierta se incrementan las opciones de inversión, se amplían las posibilidades financieras y el uso de moderna tecnología.

Las empresas públicas y privadas aumentan sus opciones para la ejecución de actividades económicas casi en cualquier lugar del mundo.

Esto ocurre gracias a que se marca una diferencia en la apertura del país hacia los factores de producciones, aprovechando las oportunidades que se presentan.

Existe una mejora considerable en los niveles de competencia, al otorgar condiciones propicias para que todos tengan las mismas oportunidades en el mercado internacional.

Siempre dependerá de los conocimientos del empresario para obtener el mayor beneficio posible en un mercado tan complejo como el mercado internacional.

Sin embargo, las herramientas se han desarrollado de forma tal que si se hace una buena planificación, tanto la empresa como el país, obtengan los mejores resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *